martes, 8 de marzo de 2011

Educación artística. Reflexión.

Como especialista en la etapa formativa de la ESO y en la especialidad artística quería reflexionar a cerca del papel de la educación artística en el currículum.

En esta reflexión parto de la idea de que la educación artística ha de estar dirigida a partir de la idea de desarrollo del alumno como persona e integrar todos aquellos aspectos relevantes a esta materia de la vida actual.

Cada vez observamos que hay más conflictos en las aulas, y fuera de ellas, entre los chavales de esta edad tan compleja como es la etapa de la adolescencia, en la que el cuerpo y la mente cambian, y han de adaptarse a la sociedad en la que viven, al mundo adulto del que todavía no pertenecen, pero desde el que se les empiezan a pedir actitudes propias del mismo. 

En este momento de la vida el cerebro se está desarrollando sobre todo en lo que respecta al área crítica, a la de formación de la capacidad crítica. Es el momento de rebeldía, de despertar ante el mundo, del querer expresar todo eso que sienten y que creen importante. Algunos entendidos han calificado esta etapa como la más creativa y de mayor inteligencia de la vida, ya que es el momento de despertar, de creación de nuevas conexiones a cada momento. 

Una vez contextualizado el tema extraigo dos asuntos que considero imprescindibles para que estos alumnos puedan tener una participación en la sociedad tras la escolarización. Primero, la educación de las emociones que tanto brotan sin control, en este sentido educar significa no adoctrinar ni coartar, sino mostrar, aprender a identificar, a gestionar, el modo de gestionar, a liberar… en este punto entra la segunda parte a tener en cuenta: la expresión de todas estas emociones. 

Es bien sabido que la esencia del arte es la expresión gráfica de lo que uno siente, de lo que quiere decir, más allá del lenguaje oral o escrito. De este modo la educación artística creo que debería ir encaminada en estos asuntos, lo cual serviría para aumentar la empatía, el respeto por el otro, la expresión cívica (y no violenta) de los propios sentimientos, la gestión de diversas actitudes y situaciones, el trabajo colaborativo,… todo ello potenciaría el buen estado mental de los alumnos, y se les educaría en su totalidad, no solo el cerebro, sino su cuerpo. 

Las enseñanzas artísticas no sólo se encasillan en lo que el currículum actual comprende, que son las artes plásticas, muy adecuadas por cierto, haciendo hincapié en sus aspectos formales, color, textura,...etc, los cuales están íntimamente relacionados con los sentimientos y emociones, sino que me refiero también al desarrollo motriz llevado a cabo desde la expresión de los sentimientos o de un concepto artístico.
Quiero dejar claro que no me meto en cuestiones de educación física, son asuntos diferentes, en este caso el cuerpo entraría a formar parte de la obra artística a desarrollar por parte del alumno.
En este punto, considero importante la obtención de las siguientes competencias o capacidades:

-creativa
-crítica
-afectiva
-social
-colectiva
-plástica. 

Los contenidos a dar en el aula estarían relacionados con todo ello, pero no se tratarían de forma individual como se está haciendo en la actualidad, sino que serían incluidos en cada unidad didáctica elaborada a partir de la necesidad de la misma y expuesta en el momento real adecuado, teniendo en cuenta siempre las situaciones del aula. Con ello me refiero a que sería interesante que la temática de la unidad didáctica estuviera relacionada con la realidad que se vive en el momento, siguiendo de este modo la actualidad y fomentando en los alumnos la capacidad de seguimiento y de involucrarse en la actualidad diaria, de la cual se nutren y avanzan.

Destacaría en definitiva los contenidos relevantes a la educación de los Mass Media (medios de comunicación en masa). Estos medios de transmisió de infromación tienen un gran poder sobre el público que los consume, ya que transmiten mensajes generalmente usando unos determinados códigos que son absorvidos e integrados por las pesonas de manera inconsciente, debido al desconocimiento y falta de educación en el lenguaje audiovisual. Además considero importante el conocimiento de diversos autores de la historia del arte o del arte moderno como contenidos referentes al origen y trayectoria de todo lo que en la actualidad acontece en referencia a los temas de índole artística. Todo ello ligado a una metodología activa y participativa en la que las enseñanzas no fuesen la habitual clase de historia del arte, sino que se centrara sobre todo en la contextualización de la misma, el conocimiento de la psicología del artista, de la época en la que vivía, de su manera de expresarse,… de este modo potenciamos el desarrollo motriz a la par que el intelectual. 

Este es un campo de estudio que adoro, por lo que seguramente vaya añadiendo nuevas ideas al mismo.
Un saludo
Camino López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres puedes escribir aquí cualquier idea que quieras aportar al respecto de las entradas.