martes, 4 de septiembre de 2012

Rituales varios para ponerse las pilas en el nuevo curso.

Respiremos hondo, recordemos nuestros propósitos para el nuevo curso que hemos reflexionado en el descanso de las posibles vacaciones de verano que alguno ha tenido y agarremos la carpeta de trabajo. 

Todos los días me levanto a las 7 de la mañana, consigo sacar ante el espejo mi mejor cara y sonrisa y procuro tomar un desayuno energético para aguantar la jornada. Salgo de casa con las frías mañanas que nos estamos encontrando en este inicio de septiembre y comienza mi día, el primero de toda la semana.

Aunque muchas personas repiten este mismo ritual día tras día, para asistir a sus puestos de trabajo como investigadores, profesores, asesores,... etc. Yo salgo a "patearme" la ciudad y la red en busca de eso mismo. Las energías se desgastan igual en ambos casos, pero en el mío no me llevo la satisfacción al final del día de un avance significativo en una productividad que influya en ningún proyecto en concreto que me pueda aportar a mí un desarrollo profesional que contribuya a mi fin de mes. 

Aún así, es alentador sentarme frente al ordenador y visualizar todos los proyectos en los que estoy involucrada procurando dar lo mejor de mí a pesar de ser de manera altruista. Sacando tiempo de donde no lo hay. De lo que estoy orgullosa por otro lado, un asunto no quita al otro. Mi inquietud, ganas, curiosidad y dinamismo no me permiten sino hacer esto mismo.

Me cabe decir pues, que me he estado planteando el curso de este blog, y con las ganas de poder aportar experiencias de aula en educación artística salgo todos los días para dejar mi currículum en las mejores manos que puedo (me sirve mientras no lo tiren o lo archiven, sino que por lo menos se lo lean). 

Resumiendo. Todo ser humano para poder seguir contribuyendo intelectualmente a la sociedad tiene que vivir, y para ello, qué mejor que obtener un trabajo. 

Optimista de mí, pensando que mis capacidades adquiridas tras todo  mi esfuerzo de capacitación académica y la experiencia profesional que mi edad me ha permitido tener, seguiré saliendo todos los días a la calle y a internet, saludando con la mejor sonrisa y deseando formar parte de alguna entidad que tenga las mismas pasiones que me hacen levantarme cada mañana: la educación, el arte y las TIC.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres puedes escribir aquí cualquier idea que quieras aportar al respecto de las entradas.