domingo, 15 de septiembre de 2013

Microsoft, Padres 2.0, Sapos y Princesas en el Palacio del Hielo, con una espada del valor.

El título de esta entrada casi parece sacado de un cuento de hadas, pero ¡no más lejos de la realidad!

Hoy se ha presentado la tableta digital Surface, de Microsoft, en el Palacio de Hielo en Madrid. El evento se ha grabado, ha habido una serie de entrevistas y se ha podido seguir por el hastag #surfaceEs  

En una de las salas, con un escenario que ya podían envidiar muchos congresos, me he sentado encima de un cubo de luz que iba cambiando de colores. Rodeada de padres, madres, niños, niñas y grandes ponentes, hemos hablado de Tecnología, de Educación y de Seguridad. Agradecer especialmente a la organización tanto por parte de Microsoft como a Sapos y Princesas, así como las enseñanzas compartidas con mis compañeros ponentes. 

Como asesora y colaboradora de Padres 2.0 (@padres2punto0), he procurado aportar un punto de vista positivo a la par que precavido en la relación familia+TIC+jóvenes, animando a los padres a no prohibir, sino a educar en nuevas tecnologías. Muchos consideran que no pueden tomar este reto debido a que son "inmigrantes digitales", pero no se dan cuenta de que aún en la era digital la mayor parte de los problemas se pueden solucionar analógicamente.

Gran parte de las preocupaciones que los padres y madres tienen entorno al uso de las TIC por parte de sus hijos, radica en el desconocimiento de sistemas automáticos de protección. Hay grandes posibilidades en este sentido, que pasan por controlar el sistema de contraseñas en las apps, mensajes de alerta y el tan famoso sistema de control parental, que también ofrece Microsoft. Pero sabemos que nuestros niños y niñas cada vez son más "avispados" y que aprenden cada día, hasta incluso a saltarse cualquier medida que les restrinja sus deseos. Por ello, desde Padres 2.0 creemos que el mejor control parental son los padres. 

Otro de los problemas que limitan el acceso de los padres a las TIC es el miedo a que algo malo suceda. Elsa Punset, en uno de sus intervenciones en el "El Hormiguero" comentaba que el miedo es un sistema de alarma que sirve para protegernos, pero que debe ser limitado cuando sobrepase una línea: si nos paraliza o empequeñece las posibilidades de desarrollo, debemos combatirlo. Además, los miedos son aprendidos. Los generamos mediante asociación de causa-efecto, cuando algo negativo sucede, y repetimos esta alerta cada vez que esa causa se activa a lo largo de nuestra vida. Pero además, es una actitud aprendida, es decir, no la tenemos innata. En este sentido, los padres y madres al igual que los educadores, tenemos que procurar reflexionar antes de decidir qué metodología usar para educar a nuestros jóvenes, ya que no debemos pasarles nuestros miedos. Nunca educar en el miedo. El miedo se presenta con la falta de conocimiento, por ello, debemos hacer el esfuerzo por avanzar para dejar que nuestros jóvenes avancen seguros.

El concepto de "juvenoia" (miedo exagerado e irracional hacia la influencia de los cambios sociales en la juventud) debe dejar de limitarnos. No es la primera vez en la historia que esto sucede. Ya en el año 400 a.C., Aristóteles dijo: 

"Los jóvenes de ahora aman los lujos, son maleducados, desafían la autoridad y prefieren charlar acerca de tonterías en lugar de hacer ejercicio". 

A quien siguió Peter el ermitaño, S. XII:

"La gente joven de hoy es egoísta, impaciente con cualquier gratificación". 

Realmente parece que están hablando personas del S.XXI y no de hace un buen par de años atrás.

Otro de los factores negativos que alejan a las madres y padres es el problema del acoso, fraude, trolling,.. en internet. Es realmente una situación amarga que debemos tomar muy en serio ya que sus víctimas son reales y, en muchos casos, han tenido desenlaces fatales. Pero también debemos ser conscientes de que desde el 1992 hasta el año 2008, descendió un 58% los abusos sexuales, también los embarazos adolescentes, el bulling, los suicidios o intentos, los crímenes juveniles, la violencia escolar y las drogas. ¡Algo bueno estaremos haciendo! El problema es que la percepción que tenemos de ello es la contraria, debido a que los medios de comunicación dan repercusión a casos concretos cuando antes no se les daba cobertura alguna. Realmente hemos vivido y vivimos una evolución ética. Este caso se puede ver en algunos estudios acerca de la influencia de los videojuegos de guerra en niños, ya que a pesar de tener la posibilidad de matar dentro del juego a otros niños no lo hacen. Y es que, en la mayor parte de las ocasiones, cuando suceden desgracias como el parricidio del asesino de la katana que jugaba a Final Fantasy, estos actos suelen ser producidos por jóvenes con patologías independientes a los juegos. 

Las nuevas tecnologías están generando un gran impacto en la sociedad. Creo que la mejor expresión que definiría esto es que las TIC han aumentado la sociedad: en conectividad, socialización, aprendizaje a lo largo de la vida, aprendizaje invisible y en cualquier lugar, creatividad... Pero los padres y madres tienen especial miedo al primer y segundo concepto: conectividad y socialización en red, especialmente con personas que no conocemos, porque tienen miedo de que dañen a sus hijos. Con la precaución que este tema debe ser tocado, hemos de recordar también que la mayor parte de los crímenes son producidos por personas cercanas y de confianza de la víctima. Pero con ello no quiero decir que tengamos que dejar de estar alerta cuando nuestros jóvenes hablen con otras personas nuevas en la red, pero no debemos exagerar esta circunstancia. 

La mejor arma para manetener seguros a nuestros jóvenes es la educación, tanto online como offline: 
- Aportar estrategias de prevención. 
- Conocimiento de niveles de privacidad y seguridad en las herramientas que conocemos. 
- Conocimiento de las consecuencias que tienen nuestros actos en la red. 

No hay tanta diferencia entre la vida digital y la real, ambas están compuestas por espacios de aprendizaje (PLE) y por personas de las que aprendemos (PLN). La clave se encuentra en estar protegidos en ambos mundos, que cada vez se volverán el mismo. El desarrollo de la capacidad crítica y el cultivo de una relación de confianza, ganan la partida a cualquier sistema de control parental. "La vida sin internet no es vida" es la frase que ha pronunciado Paul Miller después de su experiencia de un año sin acceso a la red. Las personas que estamos habituadas a aprender y a desarrollarnos en ambos mundos los consideramos uno, y cuando uno de ellos se ve limitado nosotros también nos sentimos así. 

Y es que las TIC han venido para quedarse. La clave está en su buen uso, ya que está demostrado que potencian los aprendizajes. La investigación de Aulatice nos dice que el 97% de los maestros encuestados afirman que sus alumnos aprenden más con tecnología que sin ella, es decir, que con el método tradicional. Las TIC nos aportan:

- Gran heterogeneidad de espacios.
- Democratización del conocimiento. 
- Acceso a personas valiosas. 
- Personalización del aprendizaje. 
- Capacidad de aprender a aprender. 
- Creatividad....

No podemos dejar escapar por miedo esta gran Biblioteca de Alejandría en modo transmedia, que es en lo que se está transformando internet, gracias a la inteligencia colectiva. 

La mayor parte de los problemas que derivan de internet suelen tener un origen offline. La llamada "ansiedad global" es producida por la cantidad de posibilidades que tenemos en la actualidad de compararnos con otros, lo cual nos hace sentir inferiores. En palabras de Elsa Punset, en un vídeo dedicado a Redes:

"No te compares con nadie. Centra tu mirada en lo que te hace especial, en lo que quieres ofrecer a los demás". 

Y es que no podemos dejar a nuestros jóvenes que sean Huérfanos Digitales, tenemos que acompañarles en su proceso de desarrollo TIC y procurar aportarles nuestra experiencia, sea esta offline u online. A continuación os presento el decálogo de buenas prácticas de Microsoft:


Salimos con las pilas cargadas y energía positiva, tras ver el pre-estreno de Justin y la espada del valor. Una película de animación en 3D de la productora de Antonio Banderas que me encantó por su calidad gráfica y artística a la vez que mensajes y moraleja: presencia de personajes variados como integración del "caballero con estilo y fashionista", educación vial en carreta y el valor de cometer errores aprendiendo de ellos y sin rendirse en el afán de alcanzar tus sueños. 


Si tienes cualquier duda acerca de cómo ayudar a tus hijos o alumnos con las TIC no dejes de visitar Padres2.0. Atenderemos todas tus consultas.

Se pueden ver la mesa redonda en la siguiente lista de reproducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres puedes escribir aquí cualquier idea que quieras aportar al respecto de las entradas.